The Chef Collection - El Blog del Chef - Desayuno

Tres consejos para preparar la mejor mesa de desayuno

Preparar una buena mesa es algo que no se debería pasar por alto, puesto que empezar bien el día depende, en gran parte, del desayuno. Cada vez es más frecuente encontrar establecimientos del mundo de la hostelería que ofrecen menús de desayuno de todo tipo a sus clientes. Pero, ¿qué se debe tener en cuenta para que se vayan con una buena impresión?

Lo primero es entender que no es lo mismo preparar una mesa de desayuno que hacerlo para una comida o una cena. El objetivo es dejar de lado el “café con prisas” de todos los días. El primer paso para conseguirlo, aunque el tiempo del que disponga el cliente sea limitado, es ofrecer una espacio donde pueda disfrutar de ese momento.

Desde El Blog del Chef defendemos la importancia del menaje y todos los accesorios en los establecimientos hosteleros. Por eso es importante que, por ejemplo, las tazas, platos y vasos estén perfectamente presentados y sean acordes al estilo del local. Servir una mesa contemplando estos detalles marcará la diferencia y será más fácil causar buena impresión, ya que los clientes valoran mucho este aspecto. No hay que olvidar que son los detalles así los que forman la mejor carta de presentación.

A continuación os dejamos tres sencillos consejos que pueden ser útiles a la hora de preparar la mejor mesa de desayuno:

1. El espacio

Lo más importante es el espacio que, junto a la mesa, debe ser agradable y tener sitio suficiente para que los clientes se sientan a gusto. Esto no tiene una regla matemática ni específica, dependerá del desayuno y de los utensilios que se sirvan en ella. Nosotros aconsejamos que sean los justos y necesarios.

2. El orden

Otro consejo importante es el orden. Una mesa ordenada será siempre más atractiva para los comensales. Si el desayuno que se va a servir es generoso, se puede recurrir a pequeños bowls con formas originales para colocar en ellos fruta, mermelada, mantequilla, etc. Por ejemplo, una alternativa es presentar el café o té en una bandejita de fibra de bambú, de esta forma todo tendrá ese orden que buscamos. Se puede jugar de varias formas con los elementos del menaje para aportar personalidad.

3. El centro de mesa

El centro de la mesa debe tener el tamaño justo para que no sea molesto entre los comensales y no ocupe demasiada superficie. Pero si no se dispone de un centro de mesa o se prefiere evitar, se pueden emplear las jarras de zumo como centro, presentadas sobre una superficie de madera. O bien se pueden utilizar esos pequeños bowls para que hagan las veces de centro de mesa.

Como ves, no hacen falta grandes adornos ni detalles importantes para conseguir una mesa bonita y acogedora. Con el menaje del que dispones, un buen desayuno y sus componentes, podemos conseguir un espacio agradable.

Siguiendo estos consejos y las tendencias en menaje, tal vez consigamos que el cliente vuelva más tarde para comer.

Equipo The Chef Collection.